STAFF
STAFF de LSD


Gabrielle Wertheimer
Área de Castings & Personajes

Christopher Archer
Supervisor de Temas & Atención a Miembros.

Dmitri Svetlav
Área de Castings & Tramas

Rachel Fermoselle
Área de Publicidad & Registros

Lionel C. Fletcher
Área de Diseño & Registros

Harvey Basi Burberry
Área de tramas, Estratega y Moderador de Narrador.

~~~
¿Te gustaria colaborar para Living in the Sky with Diamonds (LSD)?. Los diamond Colab son aquellos que ayudan a afiliarnos en los diferentes foros, ayudan a idear o planear tramas, y aportan ideas creativas para enriquecer el foro.
Si deseas unirte manda MP a cualquiera del Staff.

1.-Ambición de Poder
Sinopsis de: "Ambición de Poder", La mafia rompe una tregua, la guerra por el poder comienza. ¿Hasta donde estas dispuesto a llegar?.
Creado: 13-Abril-2011


1.-Un Silencio Peligroso
Sinopsis de: "Un silencio peligroso", es un claro ejemplo de lo que sucede una noche "normal" en Londres.
Creado: 11-Abril-2011
2.-Uniendo Fuerzas
Sinopsis de: "Uniendo Fuerzas", La policia comienza a despertar. ¿Perteneces a la policia?, Infiltrados, en cubierta, forenses. TODOS necesitan estar ahi... ¿Te atreveras a dar la cara?
Creado: 20-Abril-2011
Últimos temas
» Fucking Bastards {Harry Potter RPG} [+18] ¡FORO NUEVO! Afiliación Normal
Vie 22 Jul 2011, 11:37 am por Invitado

» Sweet Bloody Murder {Normal}
Jue 14 Jul 2011, 3:31 am por Invitado

» Give You Love {Twilight RPG} ¡FORO NUEVO! -Afiliación Normal-
Lun 11 Jul 2011, 7:48 am por Invitado

» All about Elle
Mar 05 Jul 2011, 8:15 am por Elle Stonem

» Se busca! (1/2)
Lun 04 Jul 2011, 5:45 am por Elle Stonem

» New York Live {Nuevo foro}
Vie 01 Jul 2011, 10:06 am por Invitado

» explicacion 2ª ausencia
Miér 29 Jun 2011, 9:16 am por Aura Vega

» • Hogwarts Challenge - Foro NUEVO ~ Afiliación Normal ~
Sáb 25 Jun 2011, 11:24 am por Invitado

» Hotel 383. Prepárate para la guerra. {Normal, ¡RECIÉN ABIERTO!}
Jue 23 Jun 2011, 5:49 am por Invitado

» McGraughill's College {{ Cambio de botón }}
Sáb 18 Jun 2011, 2:58 pm por Invitado

 The Rol BlogImage and video hosting by TinyPic

Kiash Jordan

Ir abajo

Kiash Jordan

Mensaje por Kiash Jordan el Lun 18 Abr 2011, 9:29 am

Perfil Básico


Nombre Completo: Kiash Maleny Jordan Sykes
Posicion Social: Baja
Edad: 19 años
Grupo: Mafia
Ocupación: Traficante, asesina, trata de blancas, sicara.
Orientación Sexual: Heterosexual, si el trabajo lo requiere puede ser flexible
Familia Directa:
Thomas Jordan -padre.
Maleny Sykes Jordan -madre.
James Jordan -hermano.
Nacionalidad:Americana

Perfil Psicológico


Descripción Psicológica:
Kiash no se considera una persona enredada, más bien va por el lado simplista de las cosas. Odia darle vueltas a los asuntos y que le den a ella las vueltas a menos claro que sea necesario.

Es una chica completamente relajada, toma las cosas como son aunque eso no significa que no piense en las consecuencias, por supuesto que lo hace a pesar de que sólo se detiene cuando sabe que pueden demasiado graves y poco beneficiosas para su persona.

Tiene un carácter fuerte, por no decir que lo tiene del demonio, no se deja aplastar por nada ni nadie, no deja que la pisoteen y siempre es la primera en reclamar cuando algo no le parece. No tiene miedo a las amenazas pero las toma con cautela, sabe amenarzar y hacer morir de miedo al contrario.

Por su trabajo se podría catalogar como alguien pesada y hostil, sin embargo ella prefiere mantener buenas relaciones con todos aquellos a los que conoce, superficiales en su mayoría pero que no le causen problemas más de lo necesario, sabe que algunas de sus habilidades podrían levantar sospechas en algunos corrientes y eso no le ayuda. Es hipócrita y doble cara, nunca se mostrará tal como es y prefiere que los demás se formen la impresión que ella desea proyectar, muy en el interior está escondido su verdadero yo, uno que sólo ella y James conocen.

La discreción es una de sus más vailosas virtudes y por la cual cobra más caro, puede llamar la atención o pasar completamente desapercibida. Sabe cuando callar y cuando compartir sus conocimientos -los cuales también cobra caro- no se fía de nadie por completo más que de ella misma y de su hermano James, en el que ha depositado una ciega confianza al grado de entregarle su vida en las manos.

Enojada es el demonio reencarnado, te hará sentir su odio en todas las formas posibles, podrá insultarse, ser sarcástica y hostil o podrá tomar una pistola y reventarte alguna parte del cuerpo, dependiendo de que tanta utilidad sea el ser en cuestión, ya si de verdad quiere hacer sufrir usará sus navajas, lenta y dolorosamente.

La venganza es un plato que se coloca entre sus favoritos, no olvida nada de lo que se le ha dicho o hecho, tiene memoria fotográfica, y siempre encontrará el momento aducuado para cobrarse las deudas pasadas. Es paciente y no teme esperar el lento tic tac del reloj con tal de llevar su cometido justo como lo quiere.

Tiene lealtad hacia algunas cosas, cómo el dinero y el poder. Para las personas sólo con su hermano, alguno de sus superiores podría ganarse el respeto de la joven si sabe cómo tratarla y paga bien por los servicios de ella. Todo gira en "como me trates, te trato".

En el trabajo es una persona más que cumplida, es impecable con todo lo que hace y sumamente cuidadosa en no dejar pistas de qué fue lo que sucedió. Tiene las agallas necesarias para matar a alguien si es necesario, no se toca el corazón en cuanto a los "obstáculos" se trata, es decidida y tiene los objetivos muy en claro. No descansará hasta cumplir su misión y no acepta fallas cuando ella encomienda algo.

Gustos:
Las armas punzocortantes, es fan de los cuchillos, espadas y sobre todo de las navajas, ya que son portátiles, silenciosas y casi nadie las detecta. Lleva consigo siempre una Suiza que le regalo su padre, aunque puede cargar un par más escondidas en su vestimenta cuando la ocasión lo requiere.
La perfección, le gusta que todo este donde debe de estar, no es fanática de ella pero en cuanto al trabajo es algo que no puede ignorar, nada es mejor recompenzado que un trabajo bien realizado.
El dinero, no es sólo la necesidad de él para poder vivir bien, no es la simple avaricia de tener más y más, es algo que va más alla. Creció en medio de la codicia de él y por lo tanto es como respirar querer acumularlo aunque las perdidas no signifiquen mucho cuando se puede dar el lujo de desperdiciarlo.
La oscuridad, se siente muy cómoda caminando en la ciudad de noche cuando apenas hay luz, a su vista las cosas más interesantes suceden cuando apenas puedes verlas, agudiza los demás sentidos y te pone alerta.
La pizza de peperoni, es su más culposa adicción y no puede dejar de comerla al menos una vez por semana, la necesita para estar bien y cuando tiene antojo y no la encuentra su humor se vuelve de perros.
El alcohol, por placer y no por necesidad. No pierde la oportunidad de cruzar botellas cuando la compañia es grata. En ocasiones acusa a la bebida de algunos de sus actos, aunque estuviera en plena conciencia de lo que hacía.

Disgustos:
Los inútiles e ineficientes, si no eres capaz de cumplir con una orden o trabajo no tienes derecho a nada. No tolera que se hagan mal las cosas y si es necesario quitará puestos para hacerlo ella misma.

Manías:
Jugar con sus pulgares cuando está aburrida, tiene que buscar en que ocupar las manos si no tiene nada que hacer. También se le ve comunmente jugando con su encendedor, encendiendolo y apagandolo, encendiendolo y apagandolo como si la vida se le fuera en ello.
Hacer ruidos con la boca, chasquear la lengua, castañear los tienes, silbar, chiflar o parecido. Surgen cuando no tiene nada que decir o se ha producido algun tipo de silencio, también cuando quiere llamar la atención. Puede se algo escandalosa.

Hobbies:
Prácticar, no tema las peleas cuerpo a cuerpo, con cuchillos o pilstolas, sabe que necesita mantenerse acondicionada para cada una de esas actividades por lo que pasa su tiempo libre ejercitando sus habilidades en cuanto a fuerza, puntería y reacción, de ello podría depender su vida.
Ir al cine o perder el tiempo en un centro comercial, extraño para el mundo en el que se desenvuelve pero cierto, le gusta ser una chica normal haciendo cosas normales de vez en cuando. Sin tener que disparar, matar o amenazar a alguien. Sólo ella y el otro mundo, quizás alguna compañia.

Vicios:
El cigarro, cualquier cosa que se pueda encender, llevar a la boca y fumar entra en esta categoría, especialmente al tabaco pero un porro tampoco le viene mal de vez en cuando.
Salir a caminar, no tolera estar demasiado encerrada y los paseos al aire libre son más una necesidad que un gusto, por lo que siempre encontrará la oportunidad de conversar consigo misma e intentar poner en orden su vida.

Perfil Físico


Descripción Física: Kiash Jordan es una chica de estatura promedio, de piel blanca casi caucásica que se pone rosada cuando pasa mucho tiempo bajo el sol. Su cara es ligeramente alargada con frente amplia y pómulos ligeramente marcados. La nariz es delgada mientras que sus labios son más voluminosos que los normales, en especial el inferior. De piernas y brazos delgados pero bien torneados, su abdomen es plano y firme. Las curvas son proporcilanes a la delgadez de su cuerpo.

Imagen en Spoiler:
Spoiler:

Altura: 1.67 metros

Color de Ojos: Castaño claro, más grandes de lo promedio y ligeramente rasgados. Son penetrantes, su mirada tiene la capacidad para decir más que sus labios y puede amarte o matarde con ella.

Color y tipo de Cabello: Originalmente es castaño oscuro, le gusta decolorarlo de rubio o negro, jamás ha intentado las mezclas de ambos tonos porque lo considera de mal gusto. Es ondulado por naturaleza, un tanto rebelde a la hora de peinarse y de vez en cuando lo lleva lacio aunque por lo general es todo un caos. No le gusta para nada usarlo demasiado corto, por lo general está entre su cintura y dónde terminan sus hombros.

Otros Datos: Kiash podría ser juzgada como un alfiletero o una pared de carcel por una madre conservadora. Tiene al menos tres perforaciones en el lóbulo de cada oreja, una en el ombligo y antes solía llevar una en la lengua y otra en la nariz, pero estas últimas se cerraron por falta de atención de su parte y porque ninguna pieza le agradaba por completo. En cuanto a tatuajes se trata tiene la silueta de un dragón en la parte posterior del hombro izquierdo, un camino de mariposas que ocupan casi toda su espalda baja, una luna con cadena de estrellas decora su tobillo izquierdo, en la parte superior del seno izquierdo tiene "JJ" en letra cursiva, y debajo de la axila derecha a la altura de su otro seno la silueta de una pistola.

Perfil Social


Historia: En las entrañas de Queens puedes encontrar la peor escoria del mundo, los más traicioneros, los más inmudos, los más ladrones, los asesinos que acaban con tu vida por un mísero dolar.

Maleny Sykes, con apenas 16 años, se salió de su casa para juntarse con Thomas Jordan, un joven de 24 que tenía más actitud que cara de galan. El típico chico de 1.80 metros, cabello castaño claro, piel blanca y unos ojos verdes que destelleaban con el sol, el tííco chico que llevaba pantalones y camisas de marca, relojes de marca y tenis de marca -robados claro está- y que pagaba bien a las damas que lo acompañaban con tal de que les dejara meter mano por donde más le gustara. Así era Jordan, mientras tanto Maleny una joven de labios carnosos, estatura promedio y buenas curvas, brincaba de la cama a la escuela y luego a la calle, todo con tal de no llegar a su casa dónde su madrastra le hacía gestos y su padre consideraba era una carga "¿Por qué no te moriste en lguar de tu madre?" le reclamaba cada vez que perdía el control de las copas -lo cual era muy amenudo. Harta de la situación la joven tomó la primera salida que encontro, Jordan, quien con una verbalidad digna de senador la saco de su casa para no sólo llevarsela a la cama, sino también a su casa.

La casa de Thomas era una pocilga de dos recamaras, un baño, sala-comedor y una cocineta que dejaba mucho que desear en uno de los mejores edificios de Queens, para Maleny era el paraiso. Jamás se preguntó por qué era que Jordan tenía una buena casa, vestía bien y le daba el dinero sin reclamar, no era de su asunto a pesar de que la intrigaba un poco, con que ella estuviera lo demás no importaba, con no tener que volver a ver a su madrastra, lo demás no importaba.

Los primeros meses no fueron malos, y los que siguieron tampoco. La vida de la joven se había vuelto tranquila y rutinaria, iba a la escuela, regresaba a la casa, lavaba y hacía de comer. La razón por la que no se fugo de la escuela fue porque Thomas siempre estaba fuera, todo el tiempo, y prefería irse a ocupar su mente a descifrar dónde y con quién estaba y qué era lo que hacía. Lo veía por las tardes de vez en cuando y todas las noches cuando su cuerpo febril reclamaba el de su ella para reafirmar su virilidad.

No era amor lo que ellos tenían, era un pacto firmado en silencio en el cual cada uno le daba al otro lo que necesitaba sin protestar, así funcionaba su relación y ninguno se quejaba en tanto el otro no faltara a su deber. Ella, su prostituta eterna; él, su banco personal.

Las cosas hubieran ido de maravilla si Maleny no se hubiera embarazado, claro ella tenía la culpa según él, ahí fue cuando abandono todas las esperanzas de continuar con la escuela. Se dedico a atender al padre de su hijo y su salud para que nadie sufriera en el parto. Estaba aterrada de ese momento pues casi podía apostar a que moría en él igual que su madre. El tiempo llego y las cosas salieron bien, el bebe sano, la madre sana, el padre consternado... lo normal cuando no se espera al hijo que tienes en los brazos. James era su nombre, en honor al padre de Thomas y su segundo nombre.

Un año más tarde Maleny volvió a quedar embarazada, "Eres un conejo disfrazada de puta" le reclamaba Thomas cada vez que la veía con vientre abultado y atendiendo a su primer hijo, claro que él no tomaba encuenta los chorros de semen que habían contribuido a la figura de ella. A sus 20 años, ya era madre de dos niños y pasaba todo el día su casa atendiendolos. Sin decirselo a Jordan, se sentía orgullosa de haber tenido una niña y haber sobrevivido a su segundo parto, psicológicamente esa fortaleza le daría, más adelante, las agallas para enfrentarse a la realidad disfrazada de un par de ojos verdes.

Al llevar a registrar a la pequeña, Thomas había celebrado con un par de botellas de whisky y unos cuantos amigos en su casa, había tomado a la niña y se la había llevado sin el consentimiento de su madre. El escándalo se armo cuando Maleny llego al registro con James en los brazos, lágrimas en los ojos y una ira que apenas era contenible, él había tomado a su bebe y se la había llevado, el daño ya estaba hecho.

Entre broma y broma el padre y sus amigos no paraban, con su refinado vocabulario, de burlarse de todas las personas que veían en el camino; al toparse con una prostituta que los veía de forma extraña, por el simple hecho de llevar un bebe en los brazos y ser puros hombros, comenzaron los insultos "Kiss my ass, baby" fue la frase más popular. El alcohol en sus venas hizo que deformaran tanto la fonética que termino sonando "kishass" para después transformarse en "kiash" y un grito ninga salía a rematar.

La máquina hizo su trabajo y en el acta quedo plasmado "Kiash" para la eternidad de la pequeña que carecía de armas para defender la forma en que quería ser llamada, al menos hubo una delicadeza, no por Jordan si no por uno de sus amigos, en ponerle el nombre de su madre también. Eso hizo que Maleny no explotara y soportará la atrocidad que habían cometido con el nombre de su hija.

Los años pasaban con lentitud, Jordan se olvida de sus hijos y mujer para irse de fiesta con sus amigos, Maleny atendía a los niños que ya estaban en edad escolar. James y Kiash, así le llamaba todo el mundo primero porque su madre era Maleny y segundo porque Thomas estaba orgulloso del nombre de su hija ya que destacaba su gran ingenio, compartían el mismo cuarto, dormían en literas y eran complices en cada uno de sus actos. Iban a la misma escuela y conocían a las mismas personas.

Ella, dos años menor que él lo miraba como su guía, como su maestro. Ambos habían desarrollado una relación tan estrecha que nadie lograría romper, nisiquiera su padre cuando intento llevarse a James para que se volviera hombre. Tenía 13 años y decía que ya era tiempo de que supiera lo que era la vida. Maleny no tuvo ni voz ni voto, Thomas tomo a su primogenito y volvieron muy entrada la noche. Kiss, como sólo James podía llamarla, esperaba en la litera superior con la espalda pegada a la pared y los pies desnudos colgandole por la orilla a que volviera su hermano, en medio de la oscuridad ambos contaban sus más ocultos secretos.

La oscuridad siempre había sio su refugio, en la oscuridad James había acompañado a Kiash en su primera borrachera, le había dado su primer cigarro -el de tabaco a los 12 y el de marihuana a los 15-, habían comprado su primera navaja suiza -a los 14- y tomado entre sus dedos la primera pistola de muchas. En la oscuridad Kiash había visto a su hermano crecer, ensancharsele la espalda y había escuchado su ronca voz. En la oscuridad James había presenciado la transformación de ella, el abultamiento de su pecho, las curvas que formaron su cintura y sus caderas y el imperceptible cambio de su voz.

Maleny se hacía de la vista gorda con los negocios de Thomas, todo el mundo en el barrio sabía que era el lider de una de las pandillas más conocidas en toda la ciudad, una de las más fuertes, sanguinarias y detestadas. El control que ella ejercía sobre todos no se limitaba al control de la compra y venta de drogas y armas, si alguien chasqueaba los dedos ahí todos se cuadraban, si Thomas preguntaba algo la respuesta llegaba volando rapidamente.

Es por eso que cuando sus hijos adquirieron sus primeras drogas Thomas se entero de inmedidato, las cosas no ardieron en su casa, sino todo lo contrario. El padre de familia tomó a sus dos bastagos y los llevo a la Casa Madre, a la central de todos los negocios, "ya tenían edad para entrar al negocio familiar" había didcho mientras cruzaban el umbral de tan lúgubre morada. Con la bendición de su padre, y muy a pesar de su madre, ambos se volvieron los primeros jovenes con altos puestos en la "organización", nadie tenía derecho a tocarlos si no era el mismísimo Thomas.

Si hubo algo que les condiciono su padre fue sobre volverse adictos, podían tomar y probar todas las drogas que quisieran pero no iba a tolerar adictos que nada más se dedicaban al consumo de mercancía y no de dinero, ahí radicaba la razón por la cual ninguno de los dos se volvió dependiente de alguna sustancia.

Kiash y James se hicieron compinches no sólo por el lazo de sangre que los unía sino por los negocios que comenzaron a manejar, nadie sabía de él sin saber de Kiash, ni sabían de Kiash sin saber de James. La escuela paso a segundo plano, siempre fue segundo plano y lo único que habían aprendido ahí era que estaban los que manejaban el lugar y los que les servían, al igual que ahora.

Su cuarto se volvió la guarida de ambos, donde guardaban la mercancía y los fajos de billetes debajo de un tabique suelto en suelo. Todo parecía ir perfecto hasta que el mundo dejo de ser como lo conocían. Un hombre, más joven que su padre, más sediento de poder que su padre, más sanguinario que su padre había puesto los ojos en el negocio, las armas y drogas brillaban con un signo de dolares que no se disipaban nunca de sus pupilas.

"Bang, bang"

El negocio acaba de ser traspasado de la forma más simple, de la forma en al que cambiaban de manos las drogas, las pistolas, el dinero y las mujeres. James se resistió al mandato y fiel seguidora, Kiash hizo lo mismo; negaron rotundamente el trato que él les ofrecía, a James un buen puesto dentro del negocio que debería ser suyo por herencia y a la joven un buen puesto entre sus sábanas y su cuerpo.

La caza comenzo, su madre había vuelto a su antigua casa y cuidado de su padre enfermo después de cansarse de la vida de Thomas y la falta de atención por parte de sus dos hijos, así que únicamente se tenían el uno al otro. El usurpador quería a los Jordan por las buenas o por las malas, después de recorrer toda la costa Este de Estados Unidos estaban seguros de que no los dejaría en paz.

James sacó el dinero de la cuenta del banco, que estaba a un nombre falso, compro a Kiash un voleto de avión y le dio lo demás en efectivo, mandándola directamente a otro continente, a una ciudad cosmopólita dónde sería casi imposible encontrarla -si sabía como mantener un bajo perfil- a Londres.

La única vez que Kiash ha llorado, concientemente, las lágrimas resbalaban por sus mejillas con sentimientos revueltos, sabía que lo iba a extrañar, sabía que era parte de su mundo, sabía que lo odiaba por mandarla lejos, sabía que le agradecía que se preocupara por ella, sabía que podría ser la última vez que se vieran, sabía que ese "hasta luego" estaba cerca de ser un "adios". Con un equipaje más que lijero y después de darle, impulsivamente, un beso a su hermano, la más pequeña de los Jordan abordo un avión que la llevaría a tierras lejanas y desconocidas, la primera vez que salía del país y lo hacía huyendo, huyendo de un pasado que no quería dejar atras pues era todo lo que conocía.

Las manos en los bolsillos, la mochila en la espalda y con un acento extraño comenzo la busqueda, esa busqueda que se emprende cuando sólo quieres sobrevivir por el hecho de hacerlo, cuando te han quitado lo que más querías y vives porque no hay otra opción, porque la muerte es sólo para los cobardes y ella no era una cobarde.

Un cuarto pequeño con una cama y un buro fueron la opción, no superaba las 50 libras y estaba en un barrio corriente en las entrañas de la ciudad antigua. Empezo con un simple trabajo de mesera en un restaurante de paso, mala gente, malas caras, mala paga, una que otra buena propina -su mirada siempre le había ayudado a ganarse o despreciar a la gente.

Las cosas eran grises y parcas hasta que, en su trabajo de mala muerte, escucho una conversación que le fue de interes. Un par de jovenes hablando de una mafia, sin saber si fanfarroneaban o era cierto entablo lazos con ellos hasta que la llevaron a los jefes. Ahora Kiash busca la forma de abrirse paso dentro de un mundo que le es familiar sólo que juega con otros personajes, juega bajo otras reglas.

Aspiraciones: Encontrar de nuevo un lugar en un mundo que le gusta, se siente demasiado cómoda en el mundo de los negocios sucios como para alejarse de él apesar de tener la oportunidad de empezar desde ceros. Es una enfermedad calada hasta los huesos que no podría sacarse ni aunque quisiera.

Mejores Amigos:
James Jordan

Intereses Sociales: Intenta relacioanrse con todos, conocer a todos, saber qué hacen, cuándo lo hacen, cómo lo hacen y con quién lo hacen. Puede que sirva de algo o puede que no sirva para nada pero tener esa información nunca está de más. Si no le agras será hipócrita, así de simple.

Misión y Visión: Es una chica que siempre ha estado envuelta en un mundo peligroso en el que sólo importa el dinero y el poder, es algo que le gusta y ve Londres como un nuevo escenario en el que tiene que ganarse el protagónico. Hará lo que sea necesario para llegar a las altas esferas de la Mafia que ha sido aceptada. Poco le importa sobre quién o qué deba de pasar para conseguirlo. No conoce el amor más que para su hermano, sería interesante ver cómo se desarrolla en ese ambito aunque si no llega tampoco es necesario.
avatar
Kiash Jordan
Traficante, Sicaria & Trata de Blancas


Femenino Localización : Londres, perras

Volver arriba Ir abajo

Re: Kiash Jordan

Mensaje por Kiash Jordan el Lun 18 Abr 2011, 11:57 pm

Terminada.
avatar
Kiash Jordan
Traficante, Sicaria & Trata de Blancas


Femenino Localización : Londres, perras

Volver arriba Ir abajo

Re: Kiash Jordan

Mensaje por Diamond el Miér 20 Abr 2011, 5:32 pm

Kiash, se ha leido tu ficha, y por ahora vas a "Delicuentes".

FICHA ACEPTADA
avatar
Diamond


http://sky-with-diamonds.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Kiash Jordan

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.